Tratamientos de depilación eléctrica

La depilación eléctrica o electrólisis se considera una depilación definitiva, porque da solución a los problemas estéticos ocasionados por el exceso de vello que crece en zonas como:

  • Rostro: mentón, bigote, barba, nariz, orejas, labio superior, cejas, nuca, barbilla, nariz etc.
  • Cuerpo: Espalda, brazos, piernas, pecho, areolas, axilas, ingles, línea alba, etc.

 

La técnica de la electrología es también ideal para solucionar problemas como:

  • El pelo subcutáneo.
  • El crecimiento anormal del pelo ocasionado por la ingesta de determinados medicamentos.
  • El exceso de vello.
  • El crecimiento del pelo por desorden hormonal o hirsutismo.
  • El pelo residual después de los tratamientos de depilación láser o fotodepilación.